Diseño de sonrisa

La sonrisa es un aspecto clave de nuestro aspecto físico. Nos da seguridad y confianza en nosotros mismos, siendo nuestra  carta de presentación.

Los estudios de ortodoncia se dedican en gran parte a diseñar la sonrisa ideal para cada paciente. Para ello,  es importante conocer algunos aspectos básicos, tanto a nivel de tejidos blandos, labios y encía, como a nivel de tejido duro, hueso alveolar y dentario.

Nuestro objetivo ortodóncico no será solo una correcta oclusión y alineamiento dentario, sino que además, esta situación ha de proporcionar la sonrisa óptima de acuerdo a las facciones de cada paciente para que este luzca de acuerdo a los cánones de belleza y gane en funcionalidad sin renunciar a la estética.

Para analizar dichos parámetros utilizamos distintos medios como fotografía, videografía, modelos de estudio y la novedosa técnica DSD (Diseño Digital de sonrisa), con la cual el paciente visualizaría los resultados antes de comenzar el tratamiento y la comunicación entre paciente-profesional será más segura ya que la información entre los dos no da lugar a errores.

Los  aspectos a tener en cuenta para un diseño de sonrisa ideal son:

1.- Línea de sonrisa: Cantidad vertical de dientes y encía que se exponen al sonreír.

El límite razonable de exposición de encía de 3mm, siendo más permisible en mujeres que en hombres.

La cantidad de exposición dentaria al sonreír depende de seis factores:

La longitud del labio superior:

– Elevación labial: En sonrisa un 80% de longitud, habiendo 8-9mm más en mujeres.

– Altura vertical del maxilar: El hueso podría ser más o menos largo de la media

Altura de las coronas de los dientes: Esta altura puede estar disminuida por desgaste dentario incisal o por exceso de tejido gingival.

Corrección de la sobremordida: Corregiremos la sobremordida moviendo dientes superiores o inferiores en función de la cantidad de diente que enseñe el paciente cuando está en posición de reposo.

Inclinación de los incisivos:

2.- Arco de sonrisa: Nos referimos a un arco ideal cuando la curvatura que forman los bordes incisales de los incisivos superiores y el contorno del labio inferior son paralelos.
3.- Curvatura del labio superior: Haremos referencia a sonrisa positiva/ pronunciada cuando las comisuras del labio queden por encima del centro del labio, recta cuando queden a nivel y negativa cuando queden por debajo.

4.- Corredores bucales: Espacio oscuro visible durante la formación de la sonrisa entre las esquinas de la boca y la superficie vestibular de los dientes maxilares.

Los ortodoncistas tendemos a eliminar los corredores bucales mediante la expansión,  modificación de la forma de la arcada o   inclinación de los dientes posteriores.

 

5.- Simetría de la sonrisa: Tomamos como línea de referencia el plano bipupilar.

Podemos encontrar sonrisas asimétricas  por una asimetría de tejidos blandos, con una elevación asimétrica  del  labio superior.

6.- Plano oclusal frontal: Analizamos la existencia de un canteo o asimetría del plano oclusal  por una erupción diferencial en los dientes anteriores.
7.- Componentes dentales: Tamaño, forma, color, alineamiento, angulación de las coronas, línea media y simetría de arcada.

Analizamos la necesidad de reconstruir algunos dientes desgastados mediante empastes estéticos o carillas, blanqueamientos u otros procedimientos de la manera más conservadora.

8.- Componentes gingivales: Para alcanzar una sonrisa estética no solo son importantes los dientes y su correcta alineación, sino que tenemos que nivelar también la altura de la encía que rodea al diente.

Dra. Yolanda Gómez

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *