La Odontología Mínimamente Invasiva es una metodología de trabajo en la que el objetivo principal es la máxima conservación de los dientes. La prevención, el diagnostico precoz y técnicas especiales son la base para poder llevarla a cabo.

Es fundamental la comunicación con el paciente y que entienda e interiorice la importancia de sus revisiones periódicas, para poder prevenir y realizar tratamientos altamente conservadores. Cuanto antes se detectan los problemas más sencilla será la solución a todos los niveles incluido el económico.

Gracias al avance en las técnicas y los materiales odontológicos actuales es posible desarrollar este tipo de odontología. Han cambiado mucho los protocolos y el paciente ha salido reconfortado porque los tratamientos son cada vez menos invasivos y menos traumáticos. Por lo tanto, otro de los beneficios de este tipo de odontología es la reducción del miedo al dentista.

La Odontología Mínimamente Invasiva es la filosofía de nuestras clínicas. En Clínicas Esther Sánchez consideramos que MENOS ES MÁS.