Blanqueamiento Dental

Es uno de los tratamientos más demandados actualmente y menos invasivos (seguro y saludable).  En las Clínicas Esther Sánchez usamos el blanqueamiento dental led, es una técnica rápida, fácil y segura usando un gel blanqueador sobre el diente con la aplicación de una luz led durante 15 minutos en cada bloque, hasta un máximo de cuatro, según el caso. Tras aplicar el agente puedes recuperar fácilmente el blanco de tus dientes. Si se efectúa de forma correcta es un tratamiento que no produce dolor, ni desgaste (abrasión dentaria), ni tampoco debilita los dientes.

Hay dos tipos de blanqueamiento:

  • Blanqueamiento externo: es el más habitual y el que se realiza sobre dientes sin endodoncias. Consiste en la aplicación de sustancias sobre la parte externa de la pieza dental.
  • Blanqueamiento interno: es aquel que se realiza sobre dientes no vitales, es decir que ya tienen realizado un tratamiento de conducto, aplicando el producto por dentro del diente y pudiendo complementar este tratamiento con el blanqueamiento externo.

Carillas

Las carillas dentales se han hecho muy populares dentro de la odontología ya que son un tratamiento estético que ofrece al paciente una dentadura diferente y totalmente natural. Además, protege la superficie del diente y mejora la resistencia del mismo.

En Clínicas Esther Sánchez usamos dos tipos de carillas:

  • Carilla de Composite: son finas láminas de material sintético, derivado de la resina y utilizado también para realizar empastes. Suelen aplicarse en la zona frontal. Tienen una vida media entre 5 y 10 años. Con ellas se consigue un gran resultado estético, pues se consigue variar el color, la forma y la posición de los dientes.
  • Carilla de Porcelana: conocidas también como faceta cerámica, son láminas finas que cubre toda la cara frontal del diente. Presenta un resultado excelente y no requiere de una intervención complicada o dolorosa. Con ellas se busca conseguir una mejora en la sonrisa del paciente y, por tanto, en el aspecto general de su cara.

Incrustaciones

Las incrustaciones de porcelana son el tratamiento de elección para aquellas piezas dentales que han perdido al menos uno de los lados interproximales, pero principalmente para aquellos dientes que han perdido gran cantidad de tejido por una gran caries o que han sido desvitalizadas.

Están especialmente indicadas en las piezas posteriores (premolares y molares) y tienen la principal ventaja de que no es necesario tallar más el diente, sino que tan solo se reconstruye aquello que falta.

La porcelana es el material de elección junto con un núcleo interno, de disilicato de litio, que proporciona dureza y rigidez, a la vez que la máxima estética, que necesita la pieza dentaria.

Coronas

Cuando hablamos de coronas, nos referimos a aquellas situaciones en las que tallamos el perímetro del diente y están indicadas en casos muy específicos, puesto que evitamos al máximo debilitar la pieza.

Existen distintas técnicas para realizar este tipo de tratamientos. Se puede enviar al técnico dental, e incluso hacer directamente en clínica con técnicas CAD-CAM, o combinar ambas. En cualquier caso, el ajuste que se consigue es máximo y con las técnicas y materiales de cementación actuales, el éxito a largo plazo de estos tratamientos está garantizado.