Especialidades dentales

Nuestras especialidades

  • Odontogeriatría

    La odontogeriatría se define como “la atención de la salud bucal para personas de 65 años de edad y mayores y para personas de cualquier edad, cuyo estado físico general esté significativamente influenciado por procesos degenerativos y enfermedades que se asocian habitualmente con la persona mayor”.
    Suelen tener una o más enfermedades crónicas que implican un deterioro físico o mental debilitantes, con problemas asociados psicosociales y/o derivados de tratamientos medicamentosos. A medida que pasan los años la gente vive más y conserva cada vez más sus piezas dentarias.
    Al mismo tiempo, sus demandas son cada vez mayores y requieren de profesionales preparados no solamente en las características odontológicas de los ancianos, sino también en aspectos médicos, gerontológicos y psicológicos, para poder llegar a un grado de comprensión indispensable que posibilite un buen diagnóstico y un plan de tratamiento adecuado.

  • Implantología

    La implantología es la parte de la Odontología que se encarga de recuperar las funciones estéticas y masticatorias derivadas de la pérdida de una o varias piezas dentales, usando para ello fijaciones de titanio que se anclan en el hueso que sostienen a su vez las nuevas piezas dentales que sustituyen a las perdidas.   Los implantes dentales realizan la función de raíces artificiales para los dientes perdidos, proporcionando la base para el nuevo diente.

  • Estética y cosmética dental

    La estética y cosmética dental es la especialidad de la Odontología que se encarga de embellecer los dientes hasta conseguir la mejor sonrisa del paciente.   Actualmente existen diversas técnicas que se pueden aplicar para la mejora del aspecto de la sonrisa, como el blanqueamiento dental para la corrección del color, que puede ser externo (en piezas vitales) o interno (para piezas endodonciadas). Otras técnicas son el recontorneado incisal, las carillas de composite o de porcelana, de excelente resultado estético, o las fundas sin metal (de circonio).
  • Ortodoncia

    La ortodoncia es la parte de la Odontología que se encarga de corregir la posición de los dientes para mejorar la estética y la función masticatoria.
    La realización de un exhaustivo examen clínico y un estudio mediante modelos dentales, fotografías faciales e intraorales, radiografías y TACs nos permiten realizar un adecuado y personalizado plan de tratamiento.   La Ortodoncia no es sólo para niños como mucha gente piensa. La tecnología permite que cualquier persona mejore su sonrisa y corrija la alineación de sus dientes, sin importar la edad, ya que los dientes se pueden mover en el hueso durante toda la vida.   En nuestras clínicas ofrecemos tratamientos que adaptamos a las necesidades de cada paciente y que compaginan técnicas tradicionales, como la ortodoncia vestibular mediante brackets metálicos o estéticos (cerámica); con tratamientos basados en las técnicas más modernas y novedosas como el Invisaling, que se realiza aplicando férulas invisibles, o como la técnica de la Ortodoncia Lingual consistente en la colocación de brackets en la parte interior del diente.  

  • Periodoncia

    La periodoncia es la parte de la Odontología que se encarga de detectar y tratar las patologías que afectan a los tejidos que rodean el diente (encías, ligamento periodontal y el hueso alveolar). Las enfermedades periodontales son el conjunto de enfermedades que afectan a los tejidos (encía y hueso) que rodean y sujetan a los dientes naturales y a los implantes dentales. Dependiendo de su grado de afectación, reciben el nombre de:
    – Gingivitis:
    determinada por la inflamación de la encía. Si la gingivitis no es tratada a tiempo puede evolucionar a una periodontitis.
    – Periodontitis: cuando se destruye el hueso y el ligamento que sujeta el diente. Si la periodontitis no es tratada a tiempo, puede evolucionar hasta la total destrucción del soporte e incluso la pérdida del diente.
    La causa de estas enfermedades es de origen bacteriano. Todos tenemos gran diversidad de bacterias en la boca que si no eliminamos correctamente mediante una buena higiene oral, pueden penetrar en el espacio que existe entre el diente y la encía, provocando la reacción inflamatoria y destructiva que define a este tipo de enfermedades. Las bacterias por sí mismas no son capaces de provocar esta enfermedad, sino que necesitan una predisposición genética del individuo. Existen otros factores que favorecen su desarrollo como el consumo de tabaco, la mala higiene oral, el estrés, el estado de salud general; la diabetes mal controlada o la toma de ciertos medicamentos.  

  • Cirugía oral y maxilofacial

    La cirugía oral y maxilofacial es la especialidad médica odontológica (estomatológica) encargada del diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las patologías bucales, faciales y cervicales. Los procedimientos quirúrgicos orales pueden tener múltiples propósitos: desde la extracción de piezas incluidas o semincluidas así como de restos radiculares; la eliminación de granulomas o de quistes maxilares o periapicales; la eliminación de frenillos labiales o linguales; la toma de tejidos para analizarlos; etc.

  • Odontología conservadora

    La Odontología Conservadora es la parte de la Odontología que se encarga de reparar los tejidos dentarios afectados por lesiones que provienen de diferentes etiologías, entre las que la caries destaca como más habitual. El tratamiento consiste en la eliminación del tejido afectado y su sustitución por materiales odontológicos biocompatibles. En función de las características de la patología y de la pieza afectada, el especialista valorará el tipo de material dental que aporte mejores características para recuperar la estética y la función masticatoria.    La filosofía de nuestras clínicas odontológicas se basa en la conservación, siempre que sea posible, de los dientes originales.  

  • Odontopediatría

    La odontopediatría es la rama de odontología la  encargada del cuidado y mantenimiento de la salud dental de los niños.
    Los  tratamientos  principales en los niños consisten en tratar los traumatismos, usar selladores, que consiste en obturar levemente los surcos y fisuras de las piezas dentales sin apenas quitar material dental para evitar posibles caries, y en tratar las caries producidas y sus consecuencias. También es importante en odontopediatría la enseñanza de los hábitos de higiene, así como la detección de anomalías dentales y de los maxilares con el fin de evitar problemas oclusales y funcionales, además de estéticos.
    Es importante realizar una primera visita al dentista a partir de los tres años y acudir a sus revisiones cada 6 meses aproximadamente. Y con estas visitas, no sólo se cuidan los dientes y se preveén futuros problemas dentales, sino que el niño también se habitúa a acudir a la consulta del dentista. De esta forma, este hábito se convertirá en algo natural para él.  

  • Sedación consciente

    La sedación consciente consiste en la administración de una medicación por vía intravenosa que deja al paciente en un estado de relajación y somnolencia pero sin perder la facultad de responder a las órdenes del odontólogo ya que no se trata de una anestesia total. Una vez terminada la sesión, el médico especialista en anestesiología administrará otros fármacos cuyo resultado será la eliminación de los efectos de la sedación de modo que el paciente podrá volver a su casa en perfecto estado. Aunque es aconsejable que tras la intervención no conduzca ni tome bebidas alcohólicas.  
    Esta técnica está especialmente indicada en pacientes con miedo o fobia a los procedimientos dentales, en personas ansiosas, así como en visitas de larga duración, además de todo aquel paciente que desee un grado de confort extra en su visita al dentista.  

  • Endodoncia

    La endodoncia es la parte de la Odontología que se encarga de tratar las patologías que afectan a los tejidos pulpares de los dientes conservando los mismos así como su completa funcionalidad. El tratamiento endodóncico consiste en la eliminación de la pulpa afectada de los conductos radiculares para eliminar las bacterias existentes, a continuación se rellenan con materiales termoplásticos y resinas que aseguran el sellado de los conductos para evitar nuevas afectaciones. Finalmente, la reconstrucción del diente recuperará la estética y la función masticatoria de la pieza tratada.     

Preguntas frecuentes

  • Si me faltan varios dientes, ¿qué opciones tengo?

    Las opciones para sustituir un diente perdido son varias. Desde el uso de una dentadura parcial removible (de quitar y poner), con la cual, es frecuente que algunos pacientes experimenten sensación de inseguridad al masticar y al hablar o reír; hasta un puente fijo sobre los dientes adyacentes. Para esto último, debemos rebajar el esmalte de los dientes contiguos (es decir, limar los dientes adyacentes) y cementar el puente que incluye el diente ausente sobre los dientes vecinos. Otra opción es la de un puente adherido de Maryland: es un diente provisional pegado a los adyacentes. No siempre es indicada su colocación. Existen varios inconvenientes en este tipo de puente, como por ejemplo que se despegue en el momento más inoportuno. Los implantes dentales  son actualmente la mejor solución para la reposición de una o de más piezas ausentes y se sitúa por delante de los métodos tradicionales explicados anteriormente.

  • ¿Por qué debo sustituir mis dientes perdidos?

    Cuando usted pierde un diente, habitualmente, es bueno que sea reemplazado. La pérdida de un diente compromete su “mordida”, la habilidad de masticar e incluso el habla y la estética. Así mismo, se incrementa la carga en sus restantes piezas dentarias lo cual puede dañar la salud de las mismas. 

  • ¿Cuánto tiempo he de esperar hasta colocarme los dientes definitivos?

    Tras la colocación del implante, dependiendo de la calidad del hueso y del protocolo escogido, tras la colocación de los implantes se precisa un tiempo de espera para conseguir la completa curación del hueso. Este proceso se conoce como osteointegración y significa que el hueso acepta el implante como propio y se suelda a su superficie. Varía de 2 a 5 meses, según las condiciones iniciales del paciente. Pero se puede prolongar, incluso hasta 10 meses, si la colocación del implante va acompañada de técnicas regenerativas.

  • ¿Cuántos implantes necesito?

    El número de implantes necesario para su boca lo determinará su médico implantólogo tras el estudio de su caso. El número ideal de implantes es uno por cada raíz dental perdida. Habitualmente, necesitamos más implantes en el maxilar superior que en la zona anterior de la mandíbula. Ello es debido a que el maxilar superior tiene una consistencia más esponjosa, lo mismo ocurre en la mandíbula posterior (zonas de molares). La construcción de una prótesis fijada por implantes es como la de un edificio: cuanto más cimientos coloquemos mejor soportará las cargas. Es importante un equilibrio entre el número de implantes y la economía del paciente. La decisión final entre las diferentes opciones será un acuerdo entre el paciente y su médico implantólogo.

  • ¿Cuándo puedo ponerme los implantes?

    Existen diferentes filosofías que determinan el tiempo de espera para la colocación de los implantes tras la pérdida de los dientes naturales. En algunos casos podemos insertar los implantes inmediatamente tras la extracción de los dientes. En éstos casos es imprescindible que no exista infección activa como causa para la extracción de las piezas dentales. En otros casos recomendamos unos días o semanas de espera para colocar los implantes, a fin de conseguir un cierre previo de la encía. Finalmente, en casos más delicados donde precisamos la máxima curación de hueso previa a los implantes, le recomendamos un tiempo de espera mayor.

  • ¿En qué consiste la técnica Dientes en una hora?

    Gracias a la última tecnología podemos colocar una prótesis provisional inmediata fija desde el primer momento tras la colocación de los implantes. Al conocerse la posición, la dirección, el diámetro, la longitud y la profundidad de los implantes que se colocarán en boca, el laboratorio puede fabricar los dientes para el paciente antes de la intervención.
    Además, mediante el proceso quirúrgico denominado Cirugía Guiada Mínimamente Invasiva se pueden insertar los implantes sin el uso del bisturí, sin incisión, sin levantar la encía y en el mínimo tiempo.